La copa menstrual, el mejor invento para la regla

Hace poco saltó la noticia de que el gobierno bajaría el IVA de las compresas y tampones para 2019. ¡Ya era hora! Pero bueno yo os propongo no esperar tanto para ahorrar en productos que para nosotras son de primera necesidad. Os recomiendo que probéis a usar la copa menstrual.

Yo llevo usándola hace un par de meses y de verdad que es una de las mejores cosas que han podido inventar para sobrellevar los días de regla que sufrimos cada mes. Por eso os voy a contar mi experiencia y los motivos por los que uso la copa menstrual.

1. Conocidas y amigas me hablaron muy bien de la copa menstrual

Como siempre el boca-oreja nunca falla. Y más entre nosotras en cuanto a temas de regla, ya que podemos empatizar las unas con las otras en esto. Algunas amigas me dijeron que tenían conocidas que ya usaban la copa menstrual y les recomendaban comprarla. Y otras que ya la estaban usando y que les parecía una maravilla.

Con todas estas opiniones, me picó la curiosidad y busque información en Internet. Y pude comprobar que en la red hay mucha más información y artículos sobre el uso de la copa menstrual que la que ofrecen los medios, cosa que no entiendo. Aquí os dejo un artículo de Saber Vivir con información muy completa sobre la copa menstrual.

2. Cada vez me resultaba más incómodo y menos higiénico los tampones y compresas

Esto a lo mejor es más una percepción mía, pero los tampones llegan un momento que cuando llevo varias horas con el puesto me molesta. Es como si mi cuerpo dijera quítatelo ya. No se si alguna se identifica conmigo.

En cuanto a las compresas, las solía utilizar más en mis primeras reglas cuando era más pequeña. Una vez fui creciendo y fui usando los tampones, solamente me las ponía para dormir por el hecho de no ponerme el tampón por la noche. Pero aún así no me parecen muy prácticas, se te pegan, dan calor, a veces producen alergías, etc. Más de una entenderá de lo que hablo.

Esta es una de las principales razones por las que decidí usar la copa menstrual. Y una de las cosas que me di cuenta al usarla y llevar con ella varias horas, era que no la notaba. Como si no llevara nada (esto a lo mejor sólo me pasa a mí, ya que cada mujer es un mundo). No sé, supongo que la copa al estar hecha de silicona es más moldeable a las paredes de la vagina y no lo noto tan rígido como el tampón.

3. El dinero que te gastas en comprar un paquete de compresas y otro de tampones

Si te pones a hacer cuentas, te gastas un dineral en compresas y tampones, que si lo piensas bien son cosas que usas una vez y las tiras. Y la economía no está para tirar cohetes.

Así que siendo práctica, me fui a una farmacia y me compré una copa menstrual (puedes encontrarla en cualquier farmacia o en Internet). De hecho hay bastantes marcas de copas menstruales, pero a mi la farmacéutica me recomendó la de la marca Enna. En el paquete que me ofreció venían dos copas menstruales de la talla M y una cajita estilizadora para limpiar y guardar la copa que estés usando. Todo esto me costó 37€.

Alguna se escandalizará con el precio, pero si os digo que cada copa menstrual te dura unos 5 años o más, creo que es bastante razonable su precio.

4. La copa menstrual es cómoda, no contamina y reduce el riesgo de infecciones

copa-menstrual-enna

Como ya he comentado antes, la copa menstrual para mi es muy cómoda. Cuando la llevo puesta, no la noto y lo mejor de todo, que utilizándola no tengo la sensación de tener que quitármela muchas veces. Puedo llevarla hasta 12 horas seguidas puesta.

Como su propio nombre indica, la copa menstrual tiene forma de copa para retener el flujo de nuestra menstruación mientras la llevamos puesta. Más adelante explicaré cómo se coloca.

Alguna se preguntará, ¿pero si la llevo mucho tiempo no rebosa? Pues mirad, una de las cosas que más me ha sorprendido de llevar la copa menstrual es que mis reglas no son tan abundantes como creía. Lo que pasa que con los tampones y las compresas todo se ve un poco más exagerado.

Eso no quiere decir que no haga falta que te quites la copa y te la vuelvas a poner cada determinado tiempo. En mi caso por ejemplo, el primer día de regla es el día que me cambio la copa más veces, al menos 3  al día (al levantarme, por la tarde  y antes de acostarme). El resto de días me la cambio una vez como mucho. Todo depende del flujo menstrual que tengáis.

Otra de las cosas que me gusta de utilizar la copa, es que hace que mis reglas sean más fáciles de llevar y que no daña mi cuerpo. Y también que al usarlas estoy ayudando  a reducir la cantidad de residuos plásticos que desechamos al usar compresas y tampones.

5. La copa menstrual está disponible en varias tallas para que cualquier mujer de cualquier edad pueda usarla

Todas las mujeres, sea cual sea la edad que tenga, pueden usar la copa menstrual en sus días de regla. Y para eso existen varías tallas de copas menstruales: S, M o L. Para que así podáis elegir la talla que mejor os venga según el flujo menstrual que tengas, si has estado embarazada y has tenido parto natural o por cesárea, etc. Para cualquier duda, siempre pregunta a tu farmacéutico habitual o a tu ginecólogo.

En mi caso, la farmacéutica me aconsejo la talla M, tras comentarle que no tenia un flujo menstrual excesivo ni había estado embarazada nunca. Pero ya os digo, cada una es un mundo y lo mejor es conocernos bien para saber que talla nos viene mejor.

6. La copa menstrual es fácil de poner y de quitar

Aunque no lo parezca, la copa menstrual es fácil de poner y de quitar, solo es cuestión de pillarle el truco. ¿Recordáis la primera vez que os pusisteis un tampón? Os costaría un poco ponerlo bien al principio pero luego con práctica lo haríais sin ningún problema. Pues esto es lo mismo.

Ahora eso si, con la copa no os podéis poner tiquismiquis. Algunas llevan un hilo (parecido al de los tampones) para que sea más fácil de quitar y otras no. Algunas incluyen un aplicador para facilitarte su colocación y otras no. En cualquier caso, os aconsejo que os leáis las instrucciones que traen en su caja, en las que viene todo muy bien explicado.

Pensad que al fin y al cabo es nuestro cuerpo y no debemos ser escrupulosas. Quién me diga que el quitar y poner un tampón es más limpio y que nunca se ha manchado, miente. Así que por favor tened la mente abierta.

Cómo poner la copa menstrual sin aplicador

1.Para empezar, hay que esterilizar la copa siempre antes de usarla por primera vez en cada regla. Para ello, yo lo que hago es meter la copa en la cajita estilizadora que trae, la lleno de agua y la hiervo 1 minuto en el microondas. Después tiro el agua hirviendo y dejo que la copa se enfríe un rato antes de usarla.

2.Importante, y creo que no hace falta decirlo, no olvidéis lavaros la manos antes de coger la copa esterilizada.

3.Una vez hecho esto, para colocarla lo que hay que hacer es plegar la copa. Hay muchas formas de plegarla, pero creo que la que mejor funciona es plegando la copa en forma de C. Y a continuación, introduces la copa en la vagina manteniendo esta forma y cuando creas que está bien situada, sueltas para que la copa se abra.

copa-menstrual-forma-c

En el caso de que notéis alguna molestia, quitárosla  y repetid el proceso hasta que os encontréis cómodas. Tened paciencia que poco a poco y con práctica, os la pondréis con mucha más soltura.

Mientras la estemos usando y queramos vaciarla para volver a ponérnosla, la enjuagamos con agua y un poco de jabón. Yo en casa la enjuago con un poco de jabón íntimo que venden en el Mercadona. Y si te pilla fuera de casa, la enjuagas con agua y también puedes limpiarla con toallitas íntimas, que nunca vienen mal tenerlas en el bolso.

Os recomiendo 100% que probéis las copa menstrual

Creo que hoy en día somos unas afortunadas al poder elegir entre una variedad de productos de higiene femenina que más se ajuste a lo que necesitamos. Y todavía más si se crean productos cada vez más saludables y prácticos para nosotras y que además de eso, sean respetuosos con el medio ambiente como lo es la copa menstrual.


Espero de verdad que os haya resultado útil este post. Quería compartir lo bien que me va con la copa y que mi experiencia sirva para animar a otras chicas a probarla.

Para las que ya usen la copa, me encantaría que me comentarais vuestra experiencia y si os va tan bien como a mí.

Y por supuesto si alguna tiene cualquier pregunta, no dudéis en hacerla.

¡Feliz día!

4 thoughts on “La copa menstrual, el mejor invento para la regla”

Leave a Comment

Your email address will not be published.